Formas de determinar tu dirección sin una brújula

Alrededor del año 1100 d.C., a los chinos se les ocurrió una herramienta revolucionaria para ayudar a la gente a navegar por terrenos desconocidos: la brújula. Antes de eso, la humanidad dependía de otras formas para determinar los cuatro puntos cardinales, sin la ayuda de una brújula.

Estas técnicas incluían la observación de fenómenos naturales y el uso de elementos de su entorno para establecer la dirección. Con un poco de práctica y familiaridad con algunos conceptos fundamentales, cualquiera puede aprender estos métodos de orientación.

De hecho, durante siglos, la gente ha utilizado el sol como guía direccional. Por ejemplo, durante el día, se puede observar la dirección en la que sale y se pone el sol para determinar el este y el oeste. Alternativamente, se pueden usar las sombras como indicadores de la posición del sol y así deducir en qué dirección está el norte o el sur.

Otro marcador natural crucial para la orientación son las estrellas. Al identificar las constelaciones y seguir sus movimientos en el cielo, la gente podía navegar incluso en la oscuridad de la noche. Por ejemplo, la Estrella Polar , ha servido como marcador confiable del norte verdadero para marineros y viajeros durante siglos.

Además, la naturaleza ofrece muchas otras señales que pueden ayudar a la navegación, como la dirección de los vientos predominantes, el flujo de los ríos y el patrón de la vegetación. La familiaridad con estas señales, junto con una comprensión básica de los principios de navegación, puede ayudar a cualquiera a viajar sin brújula por un área desconocida.

Encontrar la dirección por el día

– Asociación de terreno:

La asociación de terreno es una forma confiable de determinar tu dirección sin una brújula, especialmente si tiene un mapa o una idea general de la ubicación del punto A y el punto B. Cuando usa un mapa topográfico sin brújula, puedes usar las asociaciones de terreno para orientarte. Este método también es útil al navegar por lugares familiares, ya que puedes utilizar puntos de referencia para guiarte.

– Amanecer y el atardecer:

Saber cómo determinar la dirección utilizando el sol puede ser una habilidad que salve vidas, especialmente cuando estás perdido en la naturaleza sin una brújula. El sol puede ser un indicador direccional confiable, especialmente cuando se usa junto con otros métodos.

Formas de determinar tu dirección sin una brújula

Si estás mirando hacia el amanecer, entonces estás mirando hacia el este. Del mismo modo, si el sol se está poniendo, estás mirando hacia el oeste. Por la mañana, cuando el sol aún está saliendo, está por el este, por lo que si pones el sol a tu derecha, estás mirando al norte. Por el contrario, después del mediodía, poner el sol a tu izquierda indica que estás mirando al norte. Al mediodía, el sol está en su punto más alto en el cielo y, en el hemisferio norte, está hacia el sur. Sin embargo, en el hemisferio sur, se dirigirá más hacia el norte al mediodía.

Es importante tener en cuenta que el sol no siempre sale y se pone exactamente en dirección este y oeste. Durante los equinoccios de primavera y otoño, el sol sale y se pone directamente por el este y el oeste. Sin embargo, en cualquier otro día del año, el sol saldrá y se pondrá ligeramente hacia el norte en el hemisferio norte y ligeramente hacia el sur en el hemisferio sur.

– Utiliza tu reloj como reloj de sol invertido:

Puedes utilizar tu reloj analógico como reloj de sol invertido para determinar la línea norte-sur. Apuntando la manecilla de las horas hacia el sol y dibujando una línea imaginaria que divida el ángulo agudo formado por la manecilla de las horas y las 12 en la esfera del reloj, así puedes establecer la línea norte-sur. En el hemisferio norte, esta línea apunta hacia el sur, mientras que en el hemisferio sur apunta hacia el norte.

– Un palo de sombra:

Otra técnica que puedes hacer durante el día pa determinar tu dirección sin una brujula consiste en utilizar un palo de sombra para determinar la línea este-oeste. Este método lleva un poco más de tiempo que la técnica del sol y el reloj, pero te permite dibujar una guia en el suelo para facilitar su referencia. Para utilizar este método, coloca un palo de un metro en el suelo, apuntando hacia arriba, y marque el final de la sombra con una piedra pequeña o una ramita.

Pasados ​​unos 15 minutos, la punta de la sombra se habrá movido y podrás volver a marcarla. Al trazar una línea entre los dos marcadores, puedes determinar la línea este-oeste. El primer marcador representa el oeste y el segundo marcador representa el este. Luego puede agregar una línea norte-sur para completar las direcciones cardinales.

Encontrar tu dirección por la noche

Para determinar tu dirección por la noche, puedes confiar en las estrellas y la luna, tal como lo haces con el sol durante el día. Los principios siguen siendo los mismos, basados ​​en el movimiento de la Tierra en relación con los objetos celestes. Aquí hay algunas técnicas para encontrar su camino:

– Localiza la Estrella del Norte:

Polaris, también conocida como Estrella Polar, siempre indica el norte en el cielo nocturno. Si bien no es la estrella más brillante, puedes usar las dos estrellas indicadoras de la Osa Mayor para localizarla. Estas dos estrellas forman la parte delantera del cucharón de la Osa Mayor. Al dibujar una línea desde la estrella indicadora inferior hasta la estrella indicadora superior, puedes encontrar la Estrella Polar. También es la última estrella en el mango de la Osa Menor.

– Utiliza el movimiento de las estrellas:

De manera similar al método del palo de sombra que se usa durante el día, puedes usar dos palos para determinar tu dirección alineándolos con una estrella brillante como las miras de un rifle. Después de 15 minutos, la estrella se habrá movido de su posición original. Si ha subido es hacia el este. Si ha bajado, es hacia el oeste. Si se ha movido a la izquierda, está en el norte, y si se ha movido a la derecha, está en el sur. Tenga en cuenta que esta técnica es para el hemisferio norte, por lo que se debe invertir para el hemisferio sur.

– Usa la Luna Creciente:

Otra técnica consiste en utilizar la luna creciente para encontrar el sur. Dibuja una línea a través de las puntas de la luna creciente apuntando hacia la Tierra. El punto donde la línea toca el horizonte será el sur en el hemisferio norte y el norte en el hemisferio sur.

¿Qué hacer en un entorno suburbano?

La localización de la dirección no se limita a entornos naturales, ya que también puede ser un desafío en áreas suburbanas. Afortunadamente, existen técnicas para determinar la dirección que se adaptan a la navegación en el paisaje urbano.

Antenas parabólicas:

Las antenas parabólicas para la recepción de televisión están dirigidas a las antenas de comunicaciones que se encuentran sobre la tierra. En el hemisferio norte, todas las antenas parabólicas apuntan al sur, mientras que las del hemisferio sur apuntan al norte. Ten en cuenta que la antena a la que apunta una antena parabólica puede no estar exactamente hacia el sur o el norte, por lo que puede estar desviado unos 15 grados aproximadamente. Además, algunas antenas parabólicas pueden apuntar muy a la izquierda o a la derecha, por lo que es mejor mirar varias antenas para tener una idea general de la dirección.

Calles y Avenidas:

Muchas ciudades importantes, como Barcelona, están diseñadas sobre una red de calles y avenidas que se cruzan en ángulos rectos. Normalmente, las avenidas van de norte a sur y las calles de este a oeste. Sin embargo, ten en cuenta que cada ciudad basada en cuadrícula puede tener su propia orientación, por lo que es mejor verificar la orientación de la ciudad en la que se encuentra.

Meteorización por viento:

En regiones con viento predominante, los edificios sufrirán más desgaste o erosión en el lado de barlovento que en el de sotavento. Por ejemplo, en el sur de España, donde el viento predominante proviene del oeste, las fachadas occidentales de los edificios estarán más desgastadas debido a la erosión.

Mitos populares para establecer tu dirección que debes ignorar

La idea de que el musgo siempre crece en el lado norte de un árbol o roca es parcialmente cierta pero engañosa. El musgo prospera en ambientes húmedos y frescos que a menudo se encuentran en el lado norte de objetos como árboles, rocas, laderas y crestas. Sin embargo, el musgo puede crecer en todos los lados de un objeto y la presencia de musgo en el lado norte no indica necesariamente la dirección. Por lo tanto, no es un indicador fiable para establecer la dirección para una persona promedio.

Es cierto que los arroyos y los ríos discurren cuesta abajo, pero su dirección no siempre conduce hacia el Ecuador. La dirección de su flujo puede cambiar con frecuencia a medida que siguen los contornos del terreno y pueden fluir en cualquier dirección. Aunque seguir un arroyo o un río puede conducirte a la civilización porque la gente tiende a asentarse cerca de cuerpos de agua, también pueden terminar abruptamente en medio de la nada o en lugares como pantanos y marismas que son lugares difíciles de transitar.

Las nubes pueden ser una herramienta útil para determinar la dirección en entornos urbanos. Si observas la dirección en la que se mueven las nubes con respecto a la dirección prevista antes de entrar a un edificio o al metro. Esta información puede ayudarle a ajustar su rumbo en consecuencia cuando salga del edificio o del metro.

Conclusión:

Ahora conoce una docena de métodos útiles para determinar la dirección sin depender de una brújula u otra herramienta de navegación. Estas técnicas se pueden utilizar en cualquier momento del día y en cualquier lugar en el que se encuentre.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario